Call us Today

AVAILABLE 24/7

Qué Debes Revisar Periódicamente en tu Coche Para que Éste Sea Seguro

Tener un automóvil es una inversión que nunca termina. No solo debes realizar el pago para adquirir el vehículo, sino que requieres hacer posteriores desembolsos de dinero para mantenimiento, eventuales reparaciones, combustible, y más.

Sin embargo, muchos de estos costos podrían reducirse si realizaras revisiones periódicas a tu vehículo. Pero… ¿qué es exactamente lo que debes inspeccionar en tu vehículo para maximizar su desempeño y mantenerlo seguro?

¡Aquí te damos una lista de los elementos que siempre debes tener vigilados!

Aceite

Este líquido es el que hace que todo funcione correctamente en tu automóvil. Para verificar el nivel de aceite de tu vehículo solo tienes que sacar la varilla medidora y ver en qué marca se encuentra el líquido.

Toma en cuenta que si el color del aceite en la varilla es negro, tu auto necesita un cambio de aceite urgentemente. Por lo general, el aceite debe cambiarse cada 3,000 millas.

Una clara señal de que debes medir el aceite es cuando la luz correspondiente se enciende en tu tablero; sin embargo, la luz también puede encenderse cuando hay una falla en la bomba, o hay una obstrucción en el filtro del aceite.

La Presión de los Neumáticos

Medirla con frecuencia puede evitarte muchos dolores de cabeza, pues cuando no están inflados correctamente corres el riesgo de tener algún pinchazo mientras conduces y causar un accidente. Eso sin contar que el nivel incorrecto de aire en los neumáticos afecta la eficiencia del combustible.

Puedes adquirir un medidor de presión para hacer tú mismo/a la medición o acudir algún taller con regularidad para que la hagan. Recuerda consultar con el fabricante de neumáticos cuál es la presión correcta y qué temperaturas exteriores pueden afectarle.

Frenos

¡Jamás des por sentado que los frenos de tu automóvil funcionan correctamente! Haz que un profesional los revise periódicamente para evitar que tengas un accidente. Si te esperas a escuchar el molesto chirrido de las pastillas de freno que señalan que ya no funcionan, la compostura te saldrá mucho más cara.
Si se enciende la luz correspondiente a los frenos en el tablero, debes llevarlo con un profesional de inmediato, pues puede deberse a muchas razones.

Líquido de la Dirección Hidráulica

La mayoría de los fabricantes recomiendan cambiar este líquido cada 62,000 millas; sin embargo, podría ser necesario adelantar ese cambio si se presenta cualquiera de los siguientes escenarios:

  • Cambio de color, oscurecimiento del aceite
  • Existencia repentina de olor a quemado
  • Incremento de la resistencia al girar el volante
  • Presencia de sonidos anormales al girar el volante
  • Pérdida de líquido

De igual manera, debes cambiar el líquido de la dirección hidráulica si has hecho alguna reparación en la bomba o en cualquier otro componente de la dirección.

Alineación de los Neumáticos

¿Te has percatado si tu automóvil se gira ligeramente a la derecha o a la izquierda cuando debería ir en línea recta? De ser así, es momento de llevar tu vehículo a que ajusten la alineación de los neumáticos y así asegurarte de que se desplacen y reaccionen de forma correcta.

Anticongelante

Este líquido se encarga de evitar la corrosión y calcificación del motor. Dado que en la actualidad existen diferentes tipos en el mercado, y no todos pierden sus propiedades con la misma rapidez, debes verificar qué tipo de anticongelante usa tu automóvil. Por ejemplo:  ·         Los que contienen glicol deben cambiarse cada 24,000 millas o 2 años·         Los orgánicos deben cambiarse cada 50,000 millas o 5 años. 

En caso de que se encienda la luz del anticongelante en tu tablero querrá decir que tu motor se está sobrecalentando, por lo que tendrás que abrir el cofre y dejar que se enfríe. ¡No intentes tocar el radiador pues podrías quemarte!

Huellas de los neumáticos

La vida útil de tus neumáticos depende de su banda de rodadura, la cual les brinda tracción en el asfalto, sobre todo en condiciones resbaladizas. Para asegurarte de que tus neumáticos funcionen correctamente, busca signos de desgaste en su superficie o bultos extraños que puedan indicar algún problema.

Filtro del Aire.

Es un material poroso cuya misión es evitar que el polvo y otras partículas entren al motor. El aire que filtra es necesario para el combustible del coche. Toma en cuenta que por cada litro de combustible que gasta tu vehículo, hacen falta 10,000 litros de aire; así que lo ideal es que cambies el filtro cada 9,000 millas o una vez al año.

Dado que las condiciones ambientales pueden no ser favorables para tu vehículo, podría darse el caso que tuvieras que cambiar el filtro antes. Los principales indicadores de que ya está sucio son:

  • Falta de potencia
  • El tubo de escape suelta humo negro u opaco

Add Your Heading TaLíquido de la Transmisión ext Here

Para evitar una reparación costosa, revisa con frecuencia los niveles de este líquido. La mayoría de los automóviles permiten hacerlo con la varilla medidora, mientras el motor está funcionando. Al hacerlo, también checa el color del líquido. Si es negro, deberás hacer un lavado completo de la transmisión y cambiar el líquido.

Aunque cada compañía y modelo de vehículo son diferentes, por lo general, el líquido de la transmisión debe cambiarse cada 37,000 millas o dos años.

Si vas a realizar el cambio de líquido por ti mismo, recuerda verificar qué tipo de transmisión tiene tu vehículo, pues no todas son iguales y por lo tanto necesitarás un líquido con características especiales.

Los líquidos más comunes son:

  • DCTF (Double Clutch Transmission Fluid), es decir, Líquido para Transmisión de Doble Embrague.
  • ATF (Automatic Transmission Fluid), o Líquido para Transmisión Automática.
  • CVTF: (Continuously Variable Transmission Fluid), es decir, Líquido para Transmisión de Variador Continuo.

Además, debes saber si tu transmisión requiere un líquido sintético u orgánico, y si necesitas que sea de alto rendimiento o no. Para conocer toda esta información, la mejor opción es consultar el manual de usuario de tu vehículo.

Luces

El hecho de que cualquiera de las luces de tu automóvil no funcione no solo es peligroso, sino que puede hacerte acreedor a una multa. Recuerda que las luces no solo te ayuden a mantenerte a salvo en el camino, sino a comunicarte con los otros conductores.

Amortiguadores

Controlan el impacto y el rebote cuanto tu automóvil pasa por un bache, por lo que son una parte esencial del sistema de dirección. Para garantizar su correcto funcionamiento, debes revisarlos cada 50,000 millas o si sientes una disminución en la suavidad al conducir; así como una pérdida de control.

Recuerda que hacer todas estas revisiones de mantenimiento no solo te ahorrará costos de reparación, sino que garantiza el correcto funcionamiento de tu vehículo y reduce las posibilidades de que sufras un accidente automovilístico.

Si pese a todo te ves envuelto en un accidente automovilístico, recuerda que en Farahi Law Firm contamos con abogados especialistas en la materia que te apoyarán para que obtengas la compensación a la que tienes derecho. Llámanos al (844)975-1570 para una evaluación gratuita de tu caso.

SHARE:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Google+

Leave a Comment

Your email address will not be published.